Alemanno: «Son los mejores rivales que nos pudieran haber tocado»