Stéfano Ambrosio analiza el juego

1 Reply

Internacional Slider
Por Stéfano Ambrosio (*)

stefano

Más allá de lo que que pueda verse a simple vista, existen varias diferencias entre los equipos del Hemisferio Sur y los del Hemisferio Norte que terminaron de exponerse en el último Mundial.
Las propuestas de juego son distintas. Por un lado tenemos un campeonato como el Rugby Championship donde se apuesta a los ataques. Ahí vemos equipos muy ofensivos que intentan manejar el partido desde la posesión y dominar al rival atacándolo; prevalecen las destrezas, la improvisación y el juego integral donde todos saben hacer todo. En general se dan partidos abiertos, de un nivel altísimo y muy atractivos para el público.

En contrapartida, en el Seis Naciones en muchas ocasiones prevalece la táctica, la obsesión por ganar territorio con el uso del pie y por controlar los partidos desde el plano defensivo. Salen partidos más cerrados donde se marcan menos tries y sin lugar a duda son menos atractivos para el espectador.

Ojo, no confundamos. No estoy poniendo en discusión la calidad de los jugadores europeos. No dudo de que Sexton, Fofana, Faletau, Hogg oVunipola, son talentosos, grandes jugadores, tienen una calidad enorme y están entre los mejores del mundo. Simplemente hago hincapié en los estilos de juego y a la identidad que diferencia a los países de ambos hemisferios.

En el Rugby Championship pasado, en el primer partido contra Los Pumas, Nueva Zelanda realizó 208 pases; 128 veces corrió con la pelota, ganó 521 metros, utilizó el pie en solamente 11 oportunidades y marcó 39 puntos. En contrapartida, Inglaterra, en su último enfrentamiento contra Italia en Roma dio 127 pases, corrió 98 veces con la pelota ganando 420 metros, utilizó el pie en 36 oportunidades y marcó 40 puntos. Un dato: ambos marcaron cinco tries.
Si observamos, los dos equipos marcaron similar cantidad de puntos, sin embargo los caminos fueron totalmente distintos: uno de vocación ofensiva, jugando la mayoría de las pelotas, utilizando poco el pie, mientras que el otro apostando a acomodarse tácticamente en el campo rival a través de la patada posicional, planteó una excelente defensa y aprovechó las oportunidades.

Más datos

Algunos otros datos interesantes a tener en cuenta los podemos observar en el encuentro en el que Gales derrotó a Escocia por 27 a 23. En dicho partido, los de rojo tuvieron una obtención primaria (lines, scrum y recepción de salidas) del 100%, utilizaron en 50 oportunidades el pie, jugaron un sólo off load y dieron 98 pases.
Lo de los pases tal vez no sea el dato más sorprendente. Gales es un equipo que se caracteriza por jugar a un pase, buscando penetraciones profundas, Quizás sorprendan la cantidad de veces que se desprendió de la pelota y se la entregó a su rival.
En el encuentro que Francia derrotó a Irlanda, el dato llamativo es que los de verde no tuvieron ningún quiebre limpio. Ahí existe un enorme mérito de la defensa francesa, pero también habla de lo que le costó ganar el duelo, ya sea por fallas en la destreza de evasión o la falta de juego para posicionar a sus mejores jugadores en espacios amplios y con posibilidades de quebrar defensores.

La conclusión de estas últimas estadísticas es que entre los equipos europeos puede un día ganar uno y al otro día el otro. Así de simple y complejo.

En este momento, Francia e Inglaterra tal vez vuelvan a salir campeones, el tema es cuando se enfrenten con los rivales del Sur. Si Inglaterra le entrega la pelota a Australia como se la entregó a Italia es probable que le suceda lo del último Mundial. O imagino cómo le puede ir a Gales si patea 50 pelotas contra los All Blacks y los deja jugar o si Francia, que sin lugar a dudas tuvo una brillante defensa ante Irlanda, puede derrotar a los poderosos All Blacks utilizando la misma estrategia.

El rugby evoluciona constantemente, las reglas, las formas de entrenar, los métodos, tácticas, estrategias y estilos de juego. Sin lugar a duda, los australianos y neocelandeces, por lo general, marcan el camino y hoy en día junto a los sudafricanos han marcados sus distancias.
Mientras tanto, Los Pumas con la inclusión en el Rugby Championship y Súper Rugby, cada vez acortan más esas distancias y hoy se encuentran muy cerca. No fueron casualidades las victorias ante Australia y Sudáfrica en los últimos años y no tengamos dudas de que pronto llegará el triunfo ante los All Blacks. No falta mucho.

Mientras que del otro lado, Escocia continúa su proceso con Vern Cotter a la cabeza, quien comenzó a mediados del 2014 y logró mejorar en algunos aspectos, todavía no le alcanza para acercarse a los equipos de primer nivel.
Gales, con Warren Gatland, e Irlanda, con Joe Schmidt, continúan su proceso y trabajando con el objetivo de seguir creciendo, mientras que Eddie Jones en Inglaterra y Guy Noves en Francia se enfrentan a enormes desafíos.

Jones, australiano, por lo tanto de una gran escuela de rugby y luego de un exitoso paso por Japón, intentará darle otra dinámica al juego inglés y cambiarle la cara después del fracaso mundialista.
Mientras tanto, Noves (el Ferguson del rugby), que asumió en Francia luego de 25 años en el Stade Toulousian, donde ganó títulos de Francia, Copas Europeas y formó grandes jugadores, intentará darle a a los galos un estilo, generar una identidad para que el publico se identifique y que vuelva a entonar la Marsellesa como lo hacía en aquellos años del rugby champagne de Sella, Blanco, Benazzi y compañía.

(*) El autor de esta nota es apertura y capitán de Tala RC

Comentarios

1 comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *