Rugby Mental: comprando la humildad en el kiosko

Historias Internacional Noticias

“Comprando la humildad en el kiosko”

Extracto del capítulo “El poder de la palabra”, del libro Rugby Mental
Por Licenciado Fernando F. Saccone (*)

Hablaremos de la “humildad” (palabra a la que los “hombres de rugby” recurrimos en cuanta oportunidad se nos imponga, ya que, sin duda alguna, representa uno de nuestros valores fundamentales). Les pedimos a nuestros jugadores que… ¡sean humildes! Y, a su vez, ¡ellos también se lo piden entre ellos…! ¡Seamos humildes! O con frecuencia explicamos alguna performance deportiva desfavorable acudiendo a la frase “nos faltó humildad”… ¿Y qué hacemos al respecto?, ¿la compramos en un kiosco?

El entrenador como moderador
La clave está en el feedback

Debemos comprender que tampoco la humildad aparecerá por sí sola, porque la invoquemos o la pidamos. La definición de humildad dice que “es una virtud humana atribuida a quien ha desarrollado conciencia de sus propias limitaciones y debilidades, y obra en consecuencia”.

Para enseñar a nuestros jugadores a ser humildes, debemos previamente entrenarlos para ello, a fin de que no sea otra palabra vacía o carente de contenido. La humildad no pasa por otra lado que por el de predisponerlos a lograr el desarrollo de la capacidad de análisis y la autocrítica.

Por lo tanto, las preguntas obligadas son: ¿Enseñamos a desarrollar análisis y autocrítica en la semana? ¿Ponemos en cada entrenamiento físico, táctico y estratégico objetivos individuales y grupales junto con nuestros jugadores y, cuando finaliza cada entrenamiento, les preguntamos si los alcanzaron o no? ¿Qué hicimos bien? ¿Y qué no? ¿Qué proponen para mejorarlo? ¿Les facilitamos un breve espacio de análisis conjunto y los hacemos formar parte de él para que integren las destrezas mentales a las físicas?

Los beneficios serían innumerables, ya que esto les serviría para poner el foco y mantenerse concentrados en los entrenamientos, porque sabrán que luego deberán exponer sobre sus actuaciones y desarrollarán así la concentración, la motivación, y la capacidad de análisis y la autocrítica… Y es así como mágicamente irá haciendo su aparición la humildad solicitada.

Una herramienta de fácil implementación consiste en realizar trabajos grupales semanales que consisten en darles a cuatro o cinco jugadores, en forma alternada, una tarea para el hogar, que consiste en realizar un análisis de la semana de entrenamiento, partido de fin de semana incluido, para que realicen luego una breve exposición al staff y al equipo, a posteriori, los días lunes.

Trabajos similares podemos implementar utilizando el video del último partido a modo de evaluación post competitiva, para lograr estar en conjunto en la misma sintonía de análisis. La pregunta que deberíamos hacernos es: si los jugadores y la totalidad del staff no tienen la misma visión de los aspectos favorables y desfavorables de lo realizado deportivamente cada semana, ¿cómo podrá encarar el equipo/grupo el próximo partido?

Ocasiona al menos una incertidumbre importante el solo hecho de imaginar que dos o tres jugadores (de un deporte donde al menos 15 jugadores serán protagonistas de un partido) tengan interpretaciones diferentes sobre determinadas cuestiones que hacen al rendimiento deportivo del equipo.

En definitiva, si pretendemos humildad (consecuencia de un adecuado desarrollo de la capacidad de análisis y autocrítica) debemos generar circunstancias propicias para que nuestros jugadores puedan generarla.

A propósito de la humildad, quisiera hacer referencia a diferentes artículos de circulación masiva que hacen alusión a la humildad (virtud/valor) como una habilidad clave de los jugadores del seleccionado neocelandés.

(*) Fernando F. Saccone es Licenciado en Psicología por la Universidad de Belgrano (1991). En 1993 comenzó a trabajar en el Centro de Deportes de Alto Riesgo del Hospital Ramos Mejía, con boxeadores, automovilistas y otros deportistas. Luego trabajó en la Fuerza Aérea con pilotos aviadores.
En 1996 disertó en el Congreso Internacional de Ciencias Aplicadas al Rugby organizado por la UAR y la Fundación Rugby Amistad.
Diseñó el programa de entrenamiento mental para el sistema de Alto Rendimiento de la UAR y desarrolló el área psicológica de todos los Pladares.
Es uno de los fundadores de la Asociación de Psicología Aplicada al Rugby (APAR).
Mail: fersa68@gmail.com
Facebook
Twitter: @LicFSaccone

Dónde conseguir Rugby Mental

Editorial Dunken
Mercado Libre
Librería Yenny

Librería Cúspide

Comentarios