Tras el escándalo en Australia, la UAR echó al manager del seleccionado